Ya se quien eres

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts

.


Click here for Myspace Layouts

miércoles, 23 de junio de 2010

Un digno regreso (2-1)


Australia derrotó por 2-1 a una combativa selección de Serbia en un choque disputado el 23 de junio en el estadio Mbombela, de Nelspruit, en choque válido por el Grupo C de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. El resultado salvó la honrilla australiana y acabó con los sueños serbios, porque no sirvió para que ninguno de los dos contendientes pasara a la siguiente ronda.

A pesar del resultado final, el choque tuvo un claro dominio serbio desde el principio. La iniciativa correspondía casi en su totalidad a los dirigidos por Radomir Antic, mientras que los de Pim Verbeek saltaron al campo algo tímidos.

En el minuto 12, Milos Krasic tendría la primera clara del encuentro, tras un ataque australiano que no encontró rematador. El atacante serbio se escoró demasiado y erró cuando se encontraba frente a Mark Schwarzer. Poco después le llegaría el turno a Lazovic, que falló cuando tenía todo a su favor ante Schwarzer. O el cabezazo de Nikola Zigic, que se fue desviado por poco.

Se llegó al descanso con esa dinámica y, en ese momento, nadie podía esperar una victoria del país oceánico.

A la vuelta del vestuario el partido se recrudeció, y los australianos estuvieron mucho más fuertes en defensa. Quizá en exceso: el colegiado, el uruguayo Jorge Larrionda, se vio obligado a cortar estas acciones amonestando a los Socceroos en dos ocasiones en apenas un minuto.

Errores penalizados
Zigic tuvo una clara ocasión dentro del área australiana en el minuto 53, cuando controló un balón que luego mandó alto por muy poco. Los balcánicos seguían creando ocasiones de gol, pero no atinaban a colar el balón en las mallas rivales. Los australianos, por su parte, las tuvieron contadas, pero las supieron aprovechar mejor.

Así llegó el primer gol australiano: en una jugada aislada. Tim Cahill mandó un testarazo al fondo de la meta de Vladimir Stojkivic (1-0, 69’). Un potente disparo de Brett Holman desde fuera del área fue el segundo de la noche. El arquero serbio no llegó a atajar el derechazo (2-0, 73’).

Serbia recortó distancias por medio de Marko Pantelic, al aprovechar un rechace de Schwarzer (2-1, 84’). Además dispuso de otras tantas ocasiones de hacer el tanto del empate, que le habría supuesto la clasificación para octavos, pero anduvieron carentes de tino los de Antic.

Con este marcador y el resultado del otro encuentro (victoria por 1-0 de Alemania sobre Ghana), tanto Australia como Serbia quedan apeadas del torneo.