Ya se quien eres

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts

.


Click here for Myspace Layouts

sábado, 26 de junio de 2010

España y Chile, adelante (1-2)


España se impuso por 2-1 a Chile en el partido disputado en el estadio Loftus Versfeld de Tshwane/Pretoria el 24 de junio y terminó como primera del Grupo H de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010. Ahora se enfrentará a Portugal en octavos de final. La Roja sudamericana, por su parte, finalizó segunda y se verá con Brasil en la siguiente ronda, el mismo rival con quien ya enfrentó en Francia 1998.

Chile, como había prometido, salió a por el partido y asfixió el medio campo español. Presionó incansablemente la línea de creación del rival y puso en apuros la meta de Iker Casillas con una buena jugada de combinación en la Mark González no llegó a rematar el centro de Jean Beausejour (11’) y con un remate de Marco Estrada (12’).

A España, que vistió de azul, le costaba mucho encontrar huecos y sufría con el marcaje correoso de los hombres de Marcelo Bielsa, quien logró tejer una maraña táctica agobiante, que sólo cedió ante un error del portero.

Claudio Bravo salió de su área, a la banda, para tapar la llegada de Fernando Torres y David Villa aprovechó el balón muerto para sacar un remate desde tres cuartos del campo que desequilibró el marcador (0-1, 24’). Así el delantero del Barcelona se convirtió en el máximo anotador de la selección española en Copas Mundiales.

Emoción y tensión
Chile no dejó de pelear y, de nuevo, Beausejour puso en apuros a Casillas con un remate desde el área chica que salió por centímetros. En la réplica apareció Andrés Iniesta para culminar con un remate raso una buena combinación con Villa (0-2, 37’). El jugador, que se perdió el partido contra Honduras por lesión, anotó el gol número 100 de Sudáfrica 2010. En la jugada, Chile perdió a Estrada por doble amarilla.

Tras el descanso, Bielsa metió a Esteban Paredes y Rodrigo Millar. El refresco no pudo ser más efectivo pues ya en el arranque, Millar remató un balón desde la frontal que, desviado involuntariamente por Piqué, recortó distancias (1-2, 47’).

La entada de Cesc Fábregas por Torres dio más dinamismo a España en la última línea, y el más beneficiado fue Villa que aún así no anduvo muy fino en la definición. Chile, aún con un hombre menos aguantó el ritmo del partido y siguió sin dejar que los españoles se sintiesen cómodos, incluso dieron algún susto a la retaguardia.

Al final, a sabiendas de que el resultado entre Suiza y Honduras beneficiaba a ambos, ambos equipos cuidaron su arco y terminaron celebrando conjuntamente la clasificación.