Ya se quien eres

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts

.


Click here for Myspace Layouts

jueves, 17 de junio de 2010

Argentina se consolida (4-1)


Argentina quedó a las puertas de los octavos de final tras derrotar por 4-1, con un triplete de Gonzalo Higuaín, a la República de Corea en el partido del Grupo B de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 disputado en el estadio Soccer City de Johannesburgo el 17 de junio.

Los surcoreanos cedieron el balón a Argentina que dominó la primera mitad y con paso lento pero seguro se fue acercando al arco contrario. Las ocasiones más claras llegaron en jugadas a balón parado, y así fue como se produjo el primer gol. Lionel Messi ejecutó el tiro libre a modo de centro y el delantero Park Chu Young, que había bajado a defender la acción, tuvo la mala fortuna de desviar la pelota al fondo de la red (1-0, 17’).

Se entonó la Albiceleste y se animó Carlos Tévez, que a punto estuvo de ampliar ventaja otra vez de falta. La combinación Messi-Di Maria-Higuaín carburó muy bien y en una sucesión de golpes de estos talentos llegó el segundo de los sudamericanos culminado por el Pipita con un preciso cabezazo (2-0, 33’).

La Pulga, incisivo y brillante como el Messi del FC Barcelona, tuvo su ocasión personal con uno de esos regates con sello de la casa, que salió por centímetros fuera. Pero los pupilos de Maradona se complicaron antes del descanso cuando Lee Chung Yong le robó la pelota a Martin Demichelis y acortó distancias (2-1, 45+1).

Vértigo y definición
En la segunda mitad, Messi no sólo buscó la combinación en ataque, sino que supo dar un paso atrás para ayudar a la recuperación del balón en el centro del campo. Higuaín ahogó un grito de gol al ver frustrada por el portero su finalización de la asociación entre Di Maria y Tévez.

Los surcoreanos no permitieron que la Albiceleste bajase la guardia ni un instante en defensa, y es que cada vez que merodearon el área probaron a disparar, con poco fortuna sin embargo.

Pero Messi zanjó la partida y dejó a Argentina a las puertas de los octavos de final. Él sólo se fue por la izquierda y probó al portero con un remate cruzado. En el rechace, el argentino volvió a ejecutar pero el balón se estrelló en el poste. Allí apareció Higuaín, libre de marca por el centro, para empujarla al fondo de la red (3-1, 76’).

Antes de ser sustituido, el Pipita tuvo tiempo de completar su triplete, ganando de nuevo la espalda de la defensa coreana y remantando el centro de Sergio Agüero con un nuevo cabezazo. Así, Higuaín se convirtió en el tercer jugador argentino que anota un hat-trick en un partido del mundial después de Guillermo Stábile en 1930 y Gabriel Batistuta (1994 y 1998).

El Grupo B se cerrará el próximo martes 22 de junio cuando Argentina enfrente a Grecia en Polokwane y la República de Corea se mida a Nigeria en Durban, a partir de las 20.30 (hora sudafricana).