Ya se quien eres

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts

.


Click here for Myspace Layouts

domingo, 6 de febrero de 2011

Green Bay se lleva el Super Bowl XLV


Green Bay superó a Pittsburgh 25-31 en el Super Bowl y se colgó el cuarto título de la NFL, en partido disputado en el Cowboys Stadium en Arlington, Texas.

En la primera jugada del último cuarto, Pittsburgh perdió el balón de manos de Rashard Mendenhall, cuando se encontraba en una posesión inmejorable dentro del campo, y Empacadores recobró el ovoide por conducto de Desmond Bishop para tener una opción ofensiva más en el partido.

Del balón suelto de los Acereros se desprendió el touchdown de Green Bay. Después de acarrear el ovoide por 55 yardas, Rodgers hizo "click" con Greg Jennings en zona de anotación, luego de superar la marca de Troy Polamalu, un verdadero "fantasma" en este Super Bowl, y dejar el marcador 17-28.

Con 11 puntos de diferencia, Pittsbugh buscó no desaprovechar las oportunidades y lo consiguió. A Steelers le costó más de cuatro minutos llevar la bola hasta la marca de anotación, pero en una buena jugada de Roethlisberger, quien envió un pase flotadito, Mike Wallace acercó a su equipo 23-28.

Con la necesidad de recortar los números, se ordenó la conversión de dos puntos. "Big Ben" hizo una jugada de engaño que hizo correr a los defensores de Green Bay para la izquierda, mientras Antwaan Randall El llevaba el ovoide hasta la zona de anotación para colocar la pizarra 25-28, con diferencia de un gol de campo para empatar el partido.

Antes de la pausa de los dos minutos, Green Bay consiguió un gol de campo que puso de por medio seis puntos de diferencia con Acereros (25-31), lo que obligaba a los de Pittsburgh a realizar una anotación para ganar el título.

Acereros, con minuto y medio en el reloj, buscó un milagro de las manos de Ben Roethlisberger, pero los pases no fueron buenos y los receptores estuvieron muy lejos de donde pasaron los obuses. Los segundos se consumieron hasta llegar a cero, momento en el que los papelitos de colores cayeron sobre el campo, festejando la victoria de Green Bay.