Ya se quien eres

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts

.


Click here for Myspace Layouts

sábado, 9 de julio de 2011

Asesinan al cantautor Facundo Cabral


El cantautor argentino Facundo Cabral fue asesinado este sábado en Guatemala, donde había ofrecido dos conciertos, en un crimen que consternó al presidente Alvaro Colom, jefe de Estado de uno de los países más violentos del mundo.

Cabral, de 74 años, se dirigía al amanecer al aeropuerto internacional de la capital para viajar a Nicaragua cuando el vehículo en que viajaba fue emboscado en el Boulevard Liberación por hombres armados con fusiles de asalto, informó la Policía.

El autor de "No soy de aquí, ni soy de allá", y que forjó fama internacional como trovador del movimiento de protesta de los años 70, recibió varios impactos de bala y murió en el lugar.

Las primeras investigaciones indican que el objetivo de los sicarios era el empresario nicaraguense Henry Fariña, quien había contratado a Cabral para estas presentaciones, dijo en conferencia de prensa el ministro de Gobernación Carlos Menocal.

"Hasta el momento todo apunta que el ataque iba dirigido hacia Fariña y no al artista", dijo Menocal quien además indicó que uno de los vehículos usados en el ataque ya fue encontrado por la policía y en su interior habia chalecos antibalas.

El todoterreno blanco quedó cruzado en la avenida que conduce al aeropuerto y mostraba numerosos impactos. La zona fue acordonada por la Policía, lo que no impidió que se congregaran centenares de personas con pancartas pidiendo por la paz.

"Estábamos yendo al aeropuerto para (viajar a) Nicaragua. No sé nada más y no sé que ocurrió, pero es de lamentar y es aterrador", dijo su representante, David Llanos.

El asesinato, perpetrado en coincidencia con el día de la independencia de Argentina, fue condenado por varios presidentes latinoamericanos, entre ellos el venezolano Hugo Chávez, el colombiano Juan Manuel Santos y el ecuatoriano Rafael Correa.

"¡Ay qué dolor! ¡Mataron al gran trovador de Las Pampas!", dijo Chávez. "Lamento este vil asesinato", expresó por su parte Santos.

Los restos del músico podrían ser repatriados en dos o tres díás, según dijo el cónsul argentino en Guatemala Enrique Vaca Narvaja. "Creemos que se podría trasladar entre el lunes o martes porque se tiene que preparar el cuerpo y porque el caso está bajo investigación judicial", agregó.

En tanto, el presidente de Guatemala Álvaro Colom decretó tres días de duelo "por el asesinato de una persona que estaba comprometida con" el país.

Más temprano el portavoz de la presidencia, Ronaldo Robles, había declarado que Colom, quien lidia con uno de los países más violentos del planeta, estaba "consternado" por el asesinato.

El presidente "está consternado por este hecho cobarde. Es triste que este hombre que le cantaba al amor, a la paz y a la alegría haya perdido la vida por unos bastardos", dijo Robles.

Guatemala tiene una de las mayores tasas de homicidios del planeta, en torno de los 50 asesinatos por año cada 100.000 habitantes --índice que sextuplica la media mundial-- azotada por la violencia de las pandillas y carteles de drogas.

El embajador de Estados Unidos, Stephen McFarlan, ofreció ayuda para esclarecer el crimen. "Si el gobierno de Guatemala quiere que los apoyemos (en la investigación) sería muy posible", dijo en la escena del crimen.

También concurrió la premio Nóbel de la Paz y líder indígena, Rigoberta Menchú quien lamentó un "crimen más que está causado terror, miedo y no dejo de pensar que él fue asesinado por sus ideales".

Exiliado de la dictadura de 1976-1983 y nómada irredento --decía haber visitado más de 150 países-- Cabral identificaba como su inspirador al poeta estadounidense Walt Whitman (1819-1892) y como su gran amigo al cantautor argentino Alberto Cortéz.

El argentino, con más de 50 años de trayectoria artística, había ofrecido dos recitales en Guatemala, el martes en la capital y el jueves en Quetzaltenango, donde fue ovacionado por miles de personas.

En el recital del martes, en el exclusivo hotel Grand Tikal Futura, al que asistieron 5.000 personas, se despidió del público guatemalteco diciendo: "Ya les di las gracias a ustedes (...) y que después sea lo que Dios quiera, porque él sabe lo que hace", relató el diario Prensa Libre.

Cabral había nacido el 22 de mayo de 1937 en la provincia de Buenos Aires.