Ya se quien eres

Sign by Danasoft - For Backgrounds and Layouts

.


Click here for Myspace Layouts

domingo, 4 de julio de 2010

España sufre pero hace historia (0-1)


España derrotó 1-0 a Paraguay, en partido disputado en el Estadio Ellis Park de Johannesburgo con gol de David Villa al minuto 83, colocándose así entre los cuatro mejores de una Copa Mundial de la FIFA por primera vez desde Brasil 1950, cuando todavía no se disputaban las semifinales como se juegan hoy en día.

La primera mitad no tuvo demasiadas emociones. A España le costó establecer su juego de toque, mientras que Paraguay, bien pertrechado en defensa, estorbaba la salida de los jugadores ibéricos e intentaba contragolpear con balones largos, buscando la velocidad y el físico de los delanteros Nelson Valdez y Óscar Cardozo.

Con todo, Paraguay generó las opciones más claras. Al 1’, el remate de Jonathan Santana fue bien contenido por Casillas. Ocho minutos más tarde, Cristian Riveros cabeceó por encima del marco español y al 20’, Antolín Alcaraz se quedó a centímetros de alcanzar la pelota en posición inmejorable.

Con 6 cambios en relación a su anterior partido ante Japón, los guaraníes contenían bien a España, cuya primera llegada con peligro no llego hasta el minuto 28 cuando Xavi mandó un potente disparo desviado de la cabaña defendida por Justo Villar. Después de esa acción pasaron varios minutos de posesión ibérica pero sin claridad.

Apenas al final del primer tiempo hubo algunos sobresaltos. Primero un gol invalidado a Paraguay por fuera de juego, un disparo de Fernando Torres bastante desviado y otro más de Riveros, que se fue por un lado. Así se llegó al descanso, con el marcador aún virgen.

Penales, postes y locura
En los primeros diez minutos de la segunda mitad apenas hubo situaciones qué reseñar. Lucha en la mitad del terreno y pocas opciones. Pero el partido enloqueció a partir del 55’. En un tiro de esquina para Paraguay, Gerard Piqué jaloneó claramente a Cardozo, y el árbitro no dudó en señalar al punto de penal. El propio delantero fue el encargado de cobrarlo, pero Iker Casillas adivinó la trayectoria y salvó su valla.

La pelota rápidamente voló hacia el otro lado de la cancha. David Villa la persiguió y Alcaraz lo derribó. Otra pena máxima. Marcó Xabi Alonso, pero varios jugadores ibéricos invadieron el área paraguaya forzando a la repetición. En el segundo cobro, Justo Villar se lanzó al lado correcto y logró rechazar el disparo.

El juego se abrió. Andrés Iniesta forzó una espectacular salvada del guardameta guaraní un minuto más tarde y, desde entonces, la pelota se paseó por ambos lados de la cancha sin que se abriera el marcador. Por fin, cuando la prórroga parecía inminente, apareció el genio de Iniesta y la suerte de los ganadores.

El jugador del Barcelona se quitó a tres jugadores en campo paraguayo y sirvió para Pedro que quedó mano a mano con Villar. Su disparo rebotó en el poste, y cayó en los pies de David Villa, que contrarremató hacia la puerta desguarnecida. De forma dramática, la pelota rebotó en el poste derecho, luego en el izquierdo, antes de alojarse mansamente en las redes (0-1, 83’). Triunfo histórico de España, que Iker Casillas se encargó de preservar con una doble atajada sensacional en las postrimerías del encuentro.

España enfrentará a Alemania en las semifinales de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en Ciudad del Cabo el próximo 7 de julio.